HISTORIA, ARTE Y DISEÑO PARA ESCUELAS DE ARTE

El esplendor de la cultura cicládica

in Fundamentos del Arte by
Las Cícladas son un conjunto de islas en el Egeo a las que ya se refiere Herodoto, cuyo nombre tal vez alude a que son el archipiélago que rodea a la isla de Delos, como parece sugerir Plinio en su Historia Natural, o tal vez al hecho de que estén rodeadas de arrecifes. Al parecer, los primeros asentamientos en las islas datan de unos 4.500 años antes de Cristo y ya estaban relacionados con la explotación mineral de las islas, de las que se extraía fundamentalmente mármol y obsidiana.

El arte cicládico primitivo data de entre el año 3200 y el 2000 antes de Cristo. No fue estudiado sistemáticamente hasta 1898, fecha en que el arqueólogo griego Christos Tsountas propuso esta denominación de «arte cicládico» para referirse a estas producciones neolíticas helénicas, hasta entonces desdeñadas o poco conocidas. De hecho las esculturas cicládicas fueron poco valoradas hasta el siglo XX, y tratadas como los productos de un arte bárbaro y primitivo, debido sin duda a la gran fascinación que ejercía, desde la época de Winckelmann, el clasicismo griego.
Pero con el descrédito del clasicismo a principios del siglo XX se produjo una importante revalorización del arte primitivo y de todo aquel arte que no había sido reconocido ni por Winckelmann ni por Hegel: el arte negro africano, el arte precolombino, el arte paleolítico y rupestre, etcétera. Así, cuando en 1909 Marinetti proclamaba la superioridad de la belleza del automóvil de carreras sobre la de la Victoria de Samotracia, artistas como Gauguin, Picasso, Brancusi o Modigliani exploraban con fascinación las fuentes del arte primitivo. En este contexto se produjo también un creciente interés tanto artístico como comercial por el arte cicládico primitivo. Artistas como Henry Moore, Brancusi o Giacometti se inspiraron directamente en estas obras, a las que algunas revistas de vanguardia, como Cahiers d’art o Documents, dirigida por Georges Bataille, dedicaron algunos artículos extensos, con abundantes fotografías.
La nefasta consecuencia de la creciente popularidad del arte cicládico fue el saqueo sistemático de las principales necrópolis de las islas Cícladas y el expolio, a partir de la Segunda Guerra Mundial, de la mayor parte de sus producciones artísticas. En este contexto, el Gobierno griego le encomendó al coleccionista de antigüedades Nikos Gulandrís y a su mujer, Dolly, la creación de una colección de arte helenístico primitivo, con el fin de conseguir agrupar estas piezas en territorio griego y que no se dispersaran por el mundo. Así, sólo en 1962 se empieza a constituir oficialmente esta colección con el beneplácito y el respaldo de las autoridades. Pero sólo en 1986 se inaugurará en Atenas el Museo de Arte Cicládico, a partir de los fondos de la colección Gulandrís.
Miguel Cereceda. ABC Cultural | 5 de junio de 1999
Encuentra más información AQUÍ
Échale un vistazo a este video (en inglés) 
 
 
Imprimir

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from Fundamentos del Arte

Torre Foster de Madrid

Uno de los proyectos más interesantes ejecutados en la renovación urbanística de
Ir Top