HISTORIA, ARTE Y DISEÑO PARA ESCUELAS DE ARTE

Arte prerrománico español

in Fundamentos del Arte by

¿Qué es el arte prerrománico? Esta expresión no define propiamente un estilo, como lo serán más adelante el románico y el gótico, con todas sus variantes, sino un periodo de tiempo durante el cual en toda Europa Occidental se dan distintas formas que confluirán hacia lo que luego se entiende por románico. Esta dilatada etapa, a caballo entre la caída del Imperio romano y el siglo XI, se puede dividir en dos fases: la primera, en que se desarrolló el arte de los invasores, los pueblos germanos, y la segunda, a comienzos del siglo IX, cuando aparece la figura de Carlomagno, creador de un gran imperio y principal propulsor de lo que se ha dado en denominar renacimiento carolingio.

Las manifestaciones artísticas de los siglos VII al X en la península Ibérica responden a tres tendencias o estilos distintos: el arte visigodo (siglo VII), el arte asturiano (siglos VIII-X) y el arte mozárabe (siglo X). En los tres destaca sobre todo su arquitectura religiosa y la orfebrería, y, en el caso del mozárabe, la miniatura.

La arquitectura visigoda

Los arquitectos, influidos por la tradición romana y paleocristiana anterior, construyen los edificios en planta basilical o de cruz griega, con la cabecera rectangular. El aparejo de los muros está formado por grandes sillares regulares asentados a hueso, es decir, sin argamasa. Como elemento de soporte utilizan la columna y el pilar de base rectangular. En los vanos aparece el arco de herradura y los espacios se cubren con techos planos o bóvedas de cañón generado por un arco de herradura o de arista.

Planta de la iglesia de San Pedro de la Nave, edificio visigodo erigido en el siglo VII. Su planta es cruciforme y está inscrita en un rectángulo.

Palabras clave. El crucero es el espacio que se abre en la intersección de las naves longitudinales con el transepto. El iconostasio es una estructura que tiene como función aislar el presbiterio de las naves.

Ejemplos importantes de arquitectura visigoda

Exterior de la iglesia visigoda de San Juan de Baños, en Palencia, levantada en el siglo VII. Se accede a su interior a través de una puerta en forma de arco de herradura.

El interior de la iglesia de San Juan de Baños está compuesto de tres naves, separadas por dos filas de columnas con capiteles esculpidos que sustentan arcos de herradura.

El tesoro de Guarrazar

La orfebrería visigoda tiene su máximo exponente en este tesoro, integrado por cinco cruces y seis coronas de oro y pedrería. Su estilo bebe de las fuentes de la tradición bizantina, y la técnica empleada es el oro repujado con incrustración de piedras preciosas y cristal de roca. Destaca la corona votiva de Recesvinto, de forma cilíndrica y concebida para ser colgada; del cilindro penden veintitrés letras confeccionadas con placas tabicadas que forman la frase RECCESVINTHUS-REX-OFFERET.

La corona votiva de Recesvinto es la pieza más valiosa del Tesoro de Guarrazar (Museo Arqueológico Nacional). Destaca sobre todo el trabajo de filigrana y decoración a base de piedras preciosas.

Arquitectura asturiana

Las iglesias se construyen con piedras pequeñas y aparejo irregular. La planta más frecuente es de tipo basilical, con tres naves separadas por pilares y con arcos de medio punto. La cabecera suele terminar en tres capillas rectangulares. En ciertos casos, el crucero está marcado, y generalmente presentaban iconostasio. Los muros son altos y gruesos, reforzados por estrechos contrafuertes. Las cubiertas son planas o abovedadas y los ábsides se cubren con bóvedas de cañón. Como elemento ornamental de los fustes, los capiteles o las celosías se emplea el sogueado. Algunas iglesias poseen una cámara encima de la cabecera y una tribuna.

Ejemplos importantes de la arquitectura asturiana

Santa María del Naranco. El Palacio de Ramiro I ubicado en la falda del monte Naranco es una singular construcción sin una finalidad esclarecida (palacio, iglesia, pabellón real, aula regia, etc.). El edificio, de planta rectangular, está dividido en dos pisos, uno inferior o cripta que es totalmente cerrada y una superior diáfana, unidas por una escalera exterior.

Una de las características de Santa María del Naranco es el uso de la bóveda de cañón, los contrafuertes y la utilización de arcos fajones para la sujeción de las bóvedas. Aunque es una edificación en su origen palatino, el factor religioso impregna toda la construcción. Destaca también por el uso de columnas con el fuste sogueado típico del arte asturiano, y la utilización de medallones y fajas como elementos decorativos.

Otro ejemplo significativo es San Miguel de Lillo, también en Oviedo, edificada en el siglo IX por Ramiro I. La iglesia ha llegado a nosotros parcialmente conservada, al haber sufrido ruina buena parte del edificio hacia el siglo XII. De su primitiva obra se conserva el antecuerpo occidental, donde se abre la puerta de ingreso a un vestíbulo sobre el cual se eleva la tribuna regia, y el primer tramo de la arquería del cuerpo central de la nave, que son los restos actualmente conservados. Todo el edificio está rematado por cubiertas a dos agua

Palabra clave. Los mozárabes eran los cristianos que vivieron en la España Musulmana hasta finales del siglo XI, conservando su religión.

La arquitectura mozárabe

En la arquitectura mozárabe confluyen las tradiciones paleocristiana, visigoda y asturiana y la aportación mozárabe de elementos musulmanes. Las iglesias suelen presentar plantas muy variadas, con espacios muy amplios y esbeltos. Las influencias musulmanas se manifiestan fundamentalmente en las bóvedas gallonadas y en el uso del arco de herradura adovelado. Como elementos de soporte emplean las columnas y los pilares.

Una obra destacable es la iglesia de San Pedro de Lárrede, en Huesca. Destaca su esbelta torre, en cuya parte superior se abren cuatro ventanas divididas por tres arcos de herradura.

Las piezas de arte suntuario también dejan entrever la influencia musulmana. Una de las obras más importantes es el Cáliz de Santo Domingo de Silos, adornado con filigrana de plata que dibuja motivos arquitectónicos, como columnas y arcos de herradura.

La ilustración de beatos

Los beatos son códices medievales con ilustraciones de los comentarios del Apocalipsis que escribió el monje Beato de Liébana. Estas miniaturas se caracterizan sobre todo por su señalada expresividad y narratividad, por su impactante cromatismo y por la incorporación de numerosas figuras fantásticas. Las composiciones son planas, carentes de perspectiva y hieráticas.

Miniatura del Beato de Girona fechada en el siglo X. Los cuatro jinetes del Apocalipsis bajo el signo del Agnus Dei aparecen representados con gran expresividad y viveza cromática.

Para saber más:

Imprimir

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from Fundamentos del Arte

El neoplasticismo

La «revolución cubista» tiene en Holanda una incidencia especial gracias a la
Ir Top