HISTORIA, ARTE Y DISEÑO PARA ESCUELAS DE ARTE

Historia del Diseño Gráfico en España (II)

in Historia del Diseño Gráfico by

El cartelismo de la Guerra Civil

La intensa vida intelectual y política de los años treinta, la proclamación de la República (1931) y el estallido de la Guerra Civil (1936) supusieron una gran efervescencia comunicativa. Los periódicos, las revistas, los partidos políticos, los Gobiernos (central y autonómico) necesitaban anunciarse y recurrían abiertamente a los dibujantes (cuyos sindicatos fueron la gran agencia entre 1936 y 1939), que encontraron en el cartelismo un arma privilegiada. Toda esta generación de artistas que se había comprometido con la “revolución” hasta las últimas consecuencias acudió a su subconsciente colectivo en busca de unos referentes, como el agitprop y el arte de la Rusia revolucionaria, la propaganda alemana de los años treinta y el cartelismo americano de principios del siglo XX, que les permitieron crear unos carteles que, por su bajo coste y fácil difusión, se extendieron por todo el país. Y es a figuras como Clavé, Alumá, Fontserè, Renau, Helios Gómez, Bofarull o Solà, a las que se debe la consecución de esta fórmula eficaz, contundente, expresionista, que constituye uno de los capítulos más elocuentes de la comunicación gráfica del siglo pasado, al que se contraponen las soluciones adoptadas por el bando nacional, que utilizó la retórica clásica del imperio o, como máximo, realizó una aproximación a lo Dèco, basada más en la estilización que en el impacto visual, como se constata en las obras de Carlos Sáenz de Tejada y Teodoro Delgado.

Cartel Dry Sack Sherry Jerez dibujado C Saenz de Tejada Williams & Humbert Impreso Fournier España

Los años cuarenta fueron difíciles en lo social, en lo cultural y sobre todo en lo político. La España oficial utilizaba en su propaganda una estética híbrida que, aunque intentaba aportar unos toques de modernidad, evocaba los modelos clásicos. Sin embargo, a lo largo de los años cincuenta, cuando del autoritarismo se pasó a la permisividad, de la autarquía al desarrollo económico-social y del tradicionalismo a la modernidad, la sociedad civil y la industrial impulsaron la transformación del país y potenciaron un incipiente consumismo (electrodomésticos, motocicletas, utilitarios…), que se vio beneficiado por una voluntad de ruptura con el pasado rural.

JUAN ANTONIO MORALES: “Los Nacionales” Ministerio de Propaganda, 1937

La publicidad en la posguerra

En este contexto, los dibujantes publicitarios se alejaban cada vez más de la pintura y se transformaban en creadores de una iconografía que se complacía en gags visuales. Se produjo una síntesis de las formas, una síntesis de los textos (logos y eslóganes) y una síntesis de los colores, en busca de la publicidad más eficaz y directa que reclamaban las empresas, laboratorios farmacéuticos, industrias químicas, las fábricas de bebidas, las líneas aéreas o el turismo.

Cartel de Artigas para Polil

Para atender esta demanda surgió una escuela local con nombres propios, entre los que destacan Prieto, Giralt Miracle, Artigas y Crous Vidal. Manolo Prieto, el autor del toro de los Osborne, emblema de la España de los cincuenta, participó en varias bienales internacionales del cartel; Ricard Giralt Miracle, desde los años veinte atento seguidor de las revistas francesas, alemanas y suizas, renovó los recursos propios de la tipografía; Josep Artigas, creador del celebrado cartel de Polil, se identificó con la gráfica suiza en la que participó activamente entre 1955 y 1966 y, finalmente, Enric Crous Vidal, gran creador de alfabetos tipográficos, aplicó sus viñetas y filetes ornamentales a la publicidad y la tipografía doméstica.

Mira la primera parte del Diseño Gráfico en España

Imprimir

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from Historia del Diseño Gráfico

Ir Top