HISTORIA, ARTE Y DISEÑO PARA ESCUELAS DE ARTE

El genio cinematográfico de Luis Buñuel

in Fundamentos del Arte by

Luis Buñuel Portolés nació el 22 de febrero de 1900 en la población de Calanda, Teruel (España). Era el mayor de siete hermanos, hijo de un ferretero llamado Leopoldo Buñuel y de María Portolés, mujer que solamente tenía diecisiete años cuando contrajo matrimonio con Leopoldo, casi treinta años mayor que ella.

Después de estudiar con los Jesuitas, recibiendo una educación religiosa que le marcó en su devenir personal y artístico, Buñuel se trasladó a Madrid en el año 1917 para iniciar la carrera de Ingeniería Agrónomo, instalándose en la Residencia de Estudiantes en donde entabló amistad con Salvador Dalí y Federico García Lorca.

Federico García Lorca y Luis Buñuel

En la capital de España, Buñuel abandonó Ingeniería para terminar licenciándose en Filosofía y Letras.

Con el incipiente mundo del celuloide en auge fue la visión de la película “Las Tres Luces” (1921), obra de su gran ídolo cinematográfico, el director alemán Fritz Lang, el detonante para que Luis Buñuel comenzara a dedicarse al séptimo arte.

En el año 1925 Buñuel contrajo matrimonio con Jeanne Rucar, con quien tuvo dos hijos: Juan Luis y Rafael.

Luis Buñuel falleció en Ciudad de México el 29 de julio de 1983 tras padecer cirrosis. Tenía 83 años. Fue incinerado.

Su obra cinematográfica puede dividirse en tres etapas: sus inicios en España y Francia, su estancia en México y su regreso a Europa.

Etapa Surrealista

A su primera etapa corresponde su cine surrealista, aunque los preceptos de este movimiento no le abandonan nunca del todo. Un perro andaluz (Un chien andalou, 1928) es un cortometraje insólito, provocativo y en contra de toda lógica. Se trata de una obra maestra del surrelismo y la originalidad, en cuyo guión colaboró su camarada Salvador Dalí. La edad de oro (L´age d´or, 1930), realizada ya en solitario, es una sátira surrealista y poética, pero sobre todo un ataque metafórico a los pilares burgueses, la moral cristiana y el orden. También incluyó alguna escena provocadora en Las Hurdes/Tierra sin pan, 1932, una de sus pocas producciones españolas. Se trata de un documental de autor, en el que Buñuel mostraba con especial crudeza el panorama terrible de la comarca más aislada de España y sus gentes.

Luis Buñuel (izq.) junto a tres fotogramas de Un chien andalou

Etapa Mexicana

Exiliado en Estados Unidos tras la derrota de la república, el clima anti-izquierdista de la caza de brujas acabó llevándolo a México donde debutó con Gran Casino (1946), una superproducción con Jorge Negrete que fue un fracaso. Estuvo tres años sin dirigir pero volvió a recibir encargos en 1949 y en 1950 realizó Los olvidados. El premio en Cannes supuso el redescubrimiento de Buñuel por la Europa de postguerra y un impulso a su carrera en México donde rodó quince películas aunque desde mediados de los cincuenta con Así es la aurora (Cela s’appelle l’aurore, 1956), las alternó con películas realizadas en Francia.

Fotogramas de La ilusión viaja en tranvía, Celà s´apelle l´Aurore y Nazarín

Con Nazarín (1958) y Viridiana (1961), ambas con Paco Rabal, Buñuel ganó sendas Palmas de oro en Cannes pero causó la irritación del Vaticano y el régimen de Franco.

En cada película Buñuel trató de diseccionar la personalidad humana, cuya naturaleza le fascinaba y aterraba a la vez, forzando a los personajes a vivir situaciones límite: ¿por qué no se ayudan entre sí los burgueses para salir de la casa en El ángel exterminador (1962)? ¿qué puede llegar a hacer un hombre condenado a la soledad como Robinson Crusoe (1952)? ¿de dónde proceden las conexiones entre erotismo y muerte de Archibaldo en Ensayo de un crimen (1955)?; ¿qué clase de celos llevan a Francisco (Él, 1952) a asistir a su propia degradación sentimental? Quizá la misma imposibilidad de realización personal que lleva a los muchachos de Los olvidados (1950) a cometer sus golferías, condenados a una vida miserable por la fatalidad del destino y por la incapacidad de la sociedad para rehabilitarlos. Esta mirada es la misma que aplica a los personajes de Viridiana, rodada en España en 1961, con el escándalo que ya hemos comentado.

Fotogramas de Viridiana, Belle de jour y Tristana

Etapa de Madurez

Su última etapa de creación está protagonizada por su colaboración con el guionista Jean-Claude Carrière. De ella surgieron títulos como Belle de jour (1966), Tristana (1970) y El discreto encanto de la burguesía (Le charme discret de la bourgeoisie , 1972), que le valió el Oscar (el primero de un director español, aunque con un filme francés), sátiras tremendas trufadas de surrealismo en las que se invierten las normas y los valores establecidos, de forma libre y liberadora, que superan en modernidad a la mayoría de sus coetáneos más jóvenes.

Fotogramas de El discreto encanto burguesía, El fantasma de la libertad y Oscuro objeto deseo

El fantasma de la libertad (Le fantôme de la liberté, 1974) y Ese oscuro objeto de deseo (Cet obscur objet du desir, 1977) son sus últimas películas. En ellas Buñuel siguió experimentando y creando su imaginario poético, siempre desde una mirada irónica, con sus temas más recurrentes: la imposibilidad de realización de los deseos ocultos, el absurdo y la casualidad como motores de la realidad y la crítica a los órdenes establecidos (tradición-religión-sexualidad-poder,…), como culpables de la infelicidad humana.

En España se prohibió la exhibición de varias de sus películas. Para esquivar la censura a veces cambió algunas propuestas que, de forma inteligente, acababan siendo más provocadoras, como el final de Viridiana. El libro de memorias del aragonés, Mi último suspiro, es una lectura imprescindible, a la vez entrañable, inteligente y provocador.

Buñuel fue un director único y original, con películas admiradas por la mayoría de sus colegas (como Hitchcock) y que difuminan las fronteras entre el sueño y la realidad, entre los anhelos conscientes e inconscientes. Es a la vez inquietante y conmovedor.

Échale un vistazo a los siguientes enlaces para completar la información:

Imprimir

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from Fundamentos del Arte

La Bauhaus

Los antecedentes de la Bauhaus se remontan al siglo XIX. Comienzan con
Ir Top