HISTORIA, ARTE Y DISEÑO PARA ESCUELAS DE ARTE

La Casa de la cascada de Frank Lloyd Wright

in Fundamentos del Arte by

Nos encontramos ante La casa de la cascada, también conocida como Casa Kaufmann. Su autor es el arquitecto norteamericano Frank Lloyd Wright, quien la diseñó y construyó entre los años 1935 y 1939. Se encuentra en Pensilvania, EEUU y artísticamente podríamos adscribirla al organicismo.

El organicismo podríamos definirlo, siguiendo al arquitecto, como la esencia de que la construcción debía derivarse y relacionarse directamente con el entorno natural, estando en armonía con las necesidades del hombre. Así, esta formulación dio origen a la llamada arquitectura organicista de la que Wright es el principal representante.

La casa de la cascada consta de tres plantas, y se construye a partir de una composición geométrica de planos verticales de piedra (muros y chimenea) que juegan contra los planos horizontales de hormigón (terrazas en voladizo). Estos últimos se equilibran sobre la superficie rocosa, presentando una gran plasticidad estructural que, consecuentemente, evoca la cascada que se encuentra justo debajo. Ello potencia la asimetría entre la horizontalidad construida y la verticalidad natural.

Los criterios que constituyen la lógica compositiva del conjunto son básicamente tres: el citado cruce continuo de unos volúmenes sobre otros, la forma de proyectar el edificio desde el interior hacia el exterior y la integración del edificio en un entorno natural determinado. La asimetría de los bloques, así como el desplazamiento de los volúmenes y de los pisos, responden a una voluntad figurativa, pero reflejan también “el desorden” orgánico propio de la naturaleza en el cual se inscribe.

En su interior, cada planta tiene una disposición totalmente libre, sin ninguna estructura reguladora de espacios, adaptándose a las necesidades concretas de cada zona. Por otro lado, el uso del vidrio en todos los ángulos y el hecho de que todos los espacios interiores se extiendan a lo largo de los anchos balcones hacia el paisaje, supone fomentar una gran intercomunicación con el exterior, evitando la opacidad y la sensación de estar encerrado dentro de una caja.

Establecida como una de las principales premisas de la arquitectura organicista, la integración del edificio en el entorno es total. Rodeada de árboles, rocas y cascadas, la casa se articula mediante diferentes niveles de voladizo que funcionan, a la vez, como techo y terraza, de tal manera que la estructura resultante parece ser el escenario natural de la cascada que se encuentra justo debajo.

Pensada como una vivienda unifamiliar, la casa Kaufmann encarna las profundas convicciones del arquitecto estadounidense sobre la unidad entre los seres humanos y la naturaleza, siendo sin duda la plasmación de un sueño: poder vivir en medio de la naturaleza sin renunciar a las comodidades de la arquitectura moderna.

Para saber un poco más, échale un vistazo al siguiente enlace.

Ahora atiende a este video, que te ayudará a completar la información.

Imprimir

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from Fundamentos del Arte

La Bauhaus

Los antecedentes de la Bauhaus se remontan al siglo XIX. Comienzan con
Ir Top