HISTORIA, ARTE Y DISEÑO PARA ESCUELAS DE ARTE

Comentario de ‘El gran dictador’ de Charles Chaplin

in Fundamentos del Arte by

Nos encontramos ante un fotograma de la película titulada El gran dictador, film dirigido y protagonizado por Charles Chaplin en el año 1940 en los Estados Unidos y que corresponde al periodo de la Segunda Guerra Mundial y que podríamos, a nivel estético, situarlo en el entorno del cine de crítica social y sátira política.

Argumentalmente, la película podríamos resumirla de la siguiente manera: Un barbero judío que combatió con el ejército de Tomania en la Primera Guerra Mundial vuelve a su casa años después del fin del conflicto. Amnésico a causa de un accidente de avión, no recuerda prácticamente nada de su vida pasada y no conoce la situación política actual del país: Adenoid Hynkel, un dictador fascista y racista, ha llegado al poder y ha iniciado la persecución del pueblo judío, a quien considera responsable de la situación de crisis que vive el país. Paralelamente, Hynkel y sus colaboradores han empezado a preparar una ofensiva militar destinada a la conquista de todo el mundo.

El gran dictador es una película que se sitúa en el momento de entreguerras.

En ella Charles Chaplin se encarga de  interpretar a los personajes principales, el dictador Hynkel, quien gobernaba Tomaina y el barbero judío. Hynkel tiene como objetivo dominar todas las tierras que estén a su alcance para finalmente dominar el mundo, mientras que el barbero desempeña a una persona humilde y libre de expresarse.

Con las intenciones de apoderarse de todo territorio, el gran dictador decide realizar una junta en la cual invita a Napolini para pactar los acuerdos debidos. En el final de la película, los judíos logran escapar pero se crea una confusión que marcará el sentido de la soberanía del gran dictador. El barbero –que estaba detenido en un campo de concentración- toma el lugar de Hinkel por una confusión de los militares, ya que Hinkel y el barbero tienen cierto parecido (Chaplin realiza un doble papel con estos dos personajes) subiendo al poder y posesionándose como el gran dictador. En su discurso emite unas palabras que contorsionan a todos los seguidores de este y que cambia totalmente la dictadura del momento.

El gran dictador es la primera película hablada de Charles Chaplin, y el film con qué este actor y director se adentra en los terrenos realistas y dramáticos que caracterizarán buena parte de su obra posterior. Siguiendo la línea iniciada con su anterior película, Tiempos modernos (1935), una crítica al maquinismo y a la mecanización de la sociedad, Chaplin se enfrenta en esta ocasión a un de los temas más dramáticos y preocupantes de la época, el auge de los regímenes totalitarios y la expansión del fascismo a Europa. Y lo hace desde una postura carente del más mínimo rastro de ambigüedad, con convicción y contundencia, una actitud que le provocaría muchos problemas, puesto que los Estados Unidos mantenían en aquel momento una posición neutral respeto al conflicto. Pese a las coincidencias que se establecen entre la película y el desarrollo de los acontecimientos históricos que tuvieron lugar de manera casi paralela (la invasión de Ostelrich por parte del ejército de Tomania y la invasión alemana de Polonia, por ejemplo), el origen de film se remonta al año 1938. Chaplin, que estudió el dictador alemán Adolf Hitler durante cerca de dos años, definió el proyecto como un cóctel de drama, comedia y tragedia que retrataba la silueta grotesca y siniestra de un hombre que se cree un superhéroe y que piensa que sólo tienen valor su opinión y su palabra. El cineasta, de hecho, utiliza la figura de Hitler para realizar una brillante parodia de todas y cada una de las ideas políticas, culturales, sociales y económicas del nazismo, desde la superioridad de la raza germánica hasta la sumisión incondicional del individuo a la comunidad, pasando por el antimarxismo y el antisemitismo.

Hynkel, el dictador de Tomania, es presentado como un hombre egoísta, infantil, inseguro, incapaz de tomar decisiones de ninguna clase y todavía menos de gobernar un país: la bola del mundo con la que juega en una de las escenas más memorables del film, que acaba explotando, física y simbólicamente, en sus manos. Pero Hitler no es el único personaje de carne y hueso que inspiró a Chaplin: el dictador de Bacteria, Benzino Napoloni, está inspirado en el dictador fascista italiano Benito Mussolini. Garbitsch (del inglés garbage: basura), secretario del interior y ministro de propaganda de Hynkel, está inspirado en Joseph Paul Goebbels (1897 – 1945), ministro de educación popular y propaganda del gobierno nazi, y el Mariscal Herring evoca al Mariscal Hermann Wilhelm Göring (1893 – 1946), responsable de las fuerzas aéreas y uno de los máximos dirigentes de la Gestapo, los servicios secretos alemanes. La cruz gamada de los nazis, al mismo tiempo, aparece transformada en una doble cruz aprovechando un juego de palabras anglosajón que implica la idea de estafar.

Charles Chaplin (1889-1977), actor, compositor, productor y director inglés, alcanzó fama internacional con sus películas mudas y es considerado uno de los grandes creadores de la historia del cine. Su nombre completo era sir Charles Spencer Chaplin.

Nació en Londres en una familia de artistas de variedades y comenzó a actuar ya de niño en musicales y pantomimas. En 1910 viajó a Estados Unidos en una gira con la compañía para la que trabajaba,y se estableció allí definitivamente dos años después.

Al crear el personaje de Charlot, el cual se basaba en el personaje de un vagabundo, con unos anchísimos pantalones, enormes zapatos, bombín y bastón de bambú, Chaplin dotó a la comedia burlesca de una calidad expresiva que pocos actores alcanzarían en el futuro. Así nació uno de los mayores mitos del cine y uno de los héroes más populares del mundo.

Échale un vistazo a estas dos estupendas entradas para conocer más a Chaplin y a esta obra maestra del cine en particular. La primera es de efeeme.com y la segunda del blog de Cristina.

Imprimir

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from Fundamentos del Arte

La Bauhaus

Los antecedentes de la Bauhaus se remontan al siglo XIX. Comienzan con
Ir Top