HISTORIA, ARTE Y DISEÑO PARA ESCUELAS DE ARTE

‘El columpio’ de Jean-Honoré Fragonard

in Cultura y Literatura/Mis pinturas favoritas by

Hoy nos vamos a ir hasta ese maravilloso mundo, fino y delicado, que es el rococó. Y lo hacemos con un auténtico icono como es El columpio de Fragonard, obra de 1767 que se encuentra en la Wallace Collention de Londres.

Este cuadro es el más famoso de Jean-Honoré Fragonard (1732-1806) y constituye una de las imágenes más conocidas del siglo XVIII, además de un buen ejemplo de la elegancia lúdica del estilo rococó que dominó el arte francés de este periodo.

El tema, muy atrevido, fue elegido por el barón de Saint-Julien, que quería un retrato con su joven amante; el barón es el amante escondido tras los arbustos. En sus instrucciones pedía que el columpio lo empujase un obispo, chiste privado e inofensivo, ya que Saint-Julien tenía un cargo importante en la Iglesia (recaudador general del clero). Aun así, la idea escandalizó al primer artista a quien se lo pidió. Fragonard fue más flexible, aunque insistió en sustituir al obispo por la figura tradicional de un marido cornudo. El columpio era un símbolo tradicional de la inconstancia, pero Fragonard se lo apropió gracias a toda una serie de detalles ingeniosos.

En primer plano, un minúsculo perro faldero (símbolo de la fidelidad) ladra con fuerza para avisar, pero el marido no se percata de ello. Las estatuas, que casi parecen vivas, participan de la conspiración. Los putti (tradicionales en el séquito de Venus, la diosa del amor) miran a la joven con adoración, mientras Cupido se lleva un dedo a los labios en señal de complicidad. Un rayo de sol incide directamente en la joven, cuyo vestido lleno de volantes se hace eco de la exuberancia del follaje de los árboles. Mientras tanto, sus dos admiradores están en la sombra, y el brazo extendido del barón tiene un significado fálico a todas luces evidente.

Imprimir

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from Cultura y Literatura

Ir Top