HISTORIA, ARTE Y DISEÑO PARA ESCUELAS DE ARTE

El nacimiento del cubismo

in Fundamentos del Arte by

Tras haber visto la impresionante muestra retrospectiva de Cézanne, al andaluz Pablo Picasso (1881-1973), que llevaba ya tiempo en París, sentó las bases del movimiento fundamental del arte del siglo XX, el cubismo. Picasso buscaba una geometría interior de las cosas y de las figuras humanas: rechazaba la lógica de lo grato y lo tranquilizante, comenzó a proponer telas ásperas, en las que la descomposición de los objetos en líneas y contornos geométricos llevaba a la pérdida de consistencia de la materia y a los umbrales del arte abstracto.

Pablo Picasso, Naturalea muerta con silla de rejillas, 1912. París, Musée Picasso. Picasso hace entrar en juego nuevos e importantes elementos, como el tema del objet trouvé, el trozo de silla recuperado de un contenedor, la inserción de letras o palabras.

Una visión nueva

En torno a 1909, en busca de una mayor pureza, Picasso eliminó el color, lo sustituyó por una gama de tonos grises y marrones a los que añadía recortes de papel, números y letras aplicados con la técnica del collage: es el período del cubismo analítico, iniciado por Picasso junto a su amigo y coetáneo Georges Braque (1882-1963), con el que compartía el talle de Montmartre.

Pablo Picasso, Les demoiselles d’Avignon, 1907. MoMA, Nueva York. La pintura, que marcó un cambio radical en el arte del siglo XX, surgió en el clima de profunda emoción provocado por la muestra póstuma de Cézanne. picasso desbarataba definitivamente las bases de la «bella pintura» académica: aparte del color, el pintor no se permitía ninguna concesión. Las grandes bañistas de Cézanne, corregidas y exageradas por la referencia al arte africano, se convirtieron en prostitutas en espera de clientes. La pintura se despliega en una superficie lisa, sin profundidad, de agresiva presencia.

A esa fase le siguió el periodo del cubismo sintético (1912-1914), donde gradualmente se recuperaba la forma de los objetos, a través de la inserción de números, letras y materiales diversos aplicados sobre la tela según la nueva técnica del collage. El cubismo consiguió imponerse gracias al valor de grandes galeristas, al apoyo de intelectuales sin prejuicios y al mecenazgo de los pioneros del coleccionismo contemporáneo.

Georges Braque, Casas en l’Estanque, 1908. Berna, Kunstmuseum. Igual que Monet, Renoir y Sisley abandonaban su taller para dedicarse a la pintura de paisaje, que reproducía directamente en plein air, codo con codo, Picasso y Braque, que durante el invierno trabajaban en el legendario Bateau Lavoir de Montmartre, en verano iban al campo, a l’Estanque, para pintar paisajes del soleado sur de Francia. Durante esa fase de estrecha simbiosis, los dos artistas aplicaban los resultados estilísticos y teórico-científicos del cubismo no solo a los objetos inanimados dispuestos en el taller, sino a árboles, casas en los bosques y paisajes.

La sugestión del arte africano

Al igual que lo hicieron las estampas japonesas para los movimientos impresionistas, las esculturas africanas y polinesias desempeñaron un papel determinante para las vanguardias de principios del siglo XX, en particular para los cubistas parisinos y los expresionistas alemanes. A partir de finales del siglo XIX, el impulso colonizador de los estados europeos dio a conocer al público y a los artistas obras de arte de insospechada fuerza, muy diferentes del inmaculado academicismo y de las sobrecargadas atmósferas del decadentismo. La seca simplificación de los volúmenes y la perentoriedad de las expresiones fueron una lección magistral de síntesis y esencialidad.

Imprimir

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from Fundamentos del Arte

El neoplasticismo

La «revolución cubista» tiene en Holanda una incidencia especial gracias a la
Ir Top