HISTORIA, ARTE Y DISEÑO PARA ESCUELAS DE ARTE

El neoplasticismo

in Sin categoría by

La «revolución cubista» tiene en Holanda una incidencia especial gracias a la constitución de un grupo de artistas en torno a la revista De Stijl (El estilo), publicada entre 1917 y 1926. El fundador y animador principal es Theo van Doesburg (1883-1931) que aglutina en torno suyo a arquitectos como Oud, Rietveld o Van Eesteren, a pintores como Piet Mondrian (1827-1944) y al escultor Georges Vantongerloo (1886-1965).

Escultura de Georges Vantongerloo

La idea de Doesburg es fomentar, no la práctica del «arte» en su sentido tradicional, sino la «construcción de un nuevo contorno según leyes creadoras, derivantes de un principio fijo». La revista De Stijl propugna la abstracción y la simplificación hasta el punto que Doesbrug había pensado para ella el título de «claridad, certidumbre y orden».

La línea recta, los volúmenes prismáticos simples y los colores planos son las principales características formales de los artistas mencionados. El radicalismo en los principios estéticos es tal que, cuando a partir de 1924, Doesburg busca variaciones a sus estructuras formales utilizando rectáculos con una inclinación de 45 grados, Mondrian, disgustado, abandona De Stijl. Pero lo más interesante del neoplasticismo radica, precisamente, en eso. Más importante que las obras realizadas, son los fundamentos teóricos.

Composición de Theo van Doesburg

Piet Mondrian, por ejemplo, el pintor más importante del grupo, repite en sus lienzos una y otra vez (desde 1919) variantes de sus rectángulos de distinto tamaño, para los que usa solamente los colores primarios, el blanco y el negro. Interesa, pues, el método, las ideas que subyacen a estas realizaciones. Mondrian busca un «arte puro» despojado de lo particular y basado en alguna supuesta ley universal del equilibrio. «El propósito -dice- no es crear otras formas y colores particulares con todas sus limitaciones, sino trabajar tendiendo a abolirlos en interés de una unidad más grande».

Obra de Piet Mondrian

Sus planteamientos son idealistas y formalistas; no toma conciencia de que lo trágico, lo emotivo, o lo estable, no dependen de las formas  consideradas aisladamente, sino de las realciones de estas con los hombres concretos, social e históricamente condicionados.

Así, aunque la geometría del neoplasticismo sea tan distinta de la libertad pictórica y de la desorganización del expresiomismo, una filosofía simliar (piénsese en Kandinsky) puede inspirar parcialmente ambos movimientos.

Imprimir

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Ir Top